Haciendo más ajustes

Me gusta la idea de que ahora mismo ESDLV está despegando para ponerse en órbita. Está en pleno lanzamiento. Los motores rugen a máxima potencia, superamos el punto de máximas fuerzas y nos encaminamos hacia la estratosfera. Incluso así, hay que seguir haciendo ajustes, y muchos.

Por ejemplo, esta mañana he estado leyendo la columna que se ha publicado hoy, la del Big Crunch en mil palabras. Me ha llamado la atención que, como en la versión en ordenador las imágenes están centradas, en la versión móvil salen de la pantalla hacia la derecha. Eso es inaceptable. El año en que he estado aprendiendo a programar he trabajado fundamentalmente con la versión para el ordenador de una aplicación web, así que sé poco de CSS para teléfonos móviles. En cualquier caso, haré algunos intentos para que las fotos aparezcan centradas también en la versión móvil. De momento, poco más ajuste pendiente para hoy.

Ayer añadí un pequeño complemento, los aplausos. Estaba buscando una manera de hacer posible que dejarais una pequeña señal al leer la columna. En Medium, una publicación online con un aspecto muy bonito y cuidado, utilizan los “aplausos”. Ayer instalé un pequeño añadido al WordPress para que los muestre también aquí, lo que en el futuro me puede permitir mostrar un pequeño widget con las entradas más aplaudidas. Vamos a percibir el valor que tiene y la utilidad que nos puede proporcionar y en un par de meses volvemos a evaluar si la complicación extra merece el valor añadido.

Me estoy dando cuenta del valor que tiene tener un objetivo. Estoy escribiendo de otra manera. Estoy pensando de otra manera.

Mira, hace algunas semanas perdí mi trabajo o, más bien, lo dejé ir. Era demasiado estrés para mí. Me gustaba lo de programar, pero era demasiado estresante para mí en esas circunstancias y a la vez estaba demasiado desalineado con mis valores. Así que tenía que cambiar algo, y lo hice, lo que desembocó en mi despido. En cierto modo fue un despido tácitamente acordado. Y en buenos términos. Nos despedimos cordialmente. Eso también es un logro, por ambas partes, especialmente en estas corona-circunstancias.

Ahora vuelvo al mismo punto en el que he estado otras veces, sólo que con más fuerzas y con más recursos y sintiéndome más conectado y más apoyado. Siguen siendo circunstancias difíciles, pero vuelvo de nuevo a escribir y a dar forma a la idea de ganar dinero por mis propios medios, con mi propio negocio. Es la primera vez que hago algo así, al menos dar pasos y con tanta determinación, o tal vez no, pues hace unos años empecé a trabajar como terapeuta y coach antes de terminar de desmoronarme por última vez. Eso fue humillante, pero era la lección que necesitaba en ese momento. Afortunadamente aprendí algunas cosas.

Lo tengo difícil, como hace un año, cuando apenas me podía valer por mí mismo y me metí en una pequeña empresa con más trabajo del que podía sacar adelante y con niveles de estrés malsanos. Me lo puse muy difícil.

Vivo en Múnich, en Alemania. Alemania es uno de los países más caros de Europa y Múnich es una de las ciudades más caras de Alemania. Así, para vivir aquí holgadamente, que es como quiero vivir, necesito una buena cantidad de dinero al mes. Haciendo algunos cálculos aproximados y ajustando mis gastos, necesito unos 2.000 euros netos al mes.

Hablo de dinero porque lo considero necesario. Necesito metas realistas y concretas. Necesito especificar mis objetivos porque quiero saber, a medida que trabaje en esta dirección, si estoy en el rumbo correcto y cuándo habré llegado a mi meta. Es por eso que hablo de cantidades específicas. ¡Hablemos de dinero, caray! ¡Claramente!

Así, teniendo en cuenta que para ganar 2.000 euros netos al mes tengo que ingresar unos 3.000 euros brutos, el listón queda más o menos por ahí. A partir de ahí, tengo que considerar un par de cosas extra: voy a estar trabajando como autónomo, e ignoro las cargas que tienen los autónomos aquí en Alemania, así que puedo considerar algunos costes extra a modo de buffer. Por otra parte, si añado un mes de vacaciones y algunos posibles días de enfermedad al año, he de tener en cuenta que habrá un tiempo cada año en el que no estaré trabajando pero seguiré teniendo un sueldo. Así que para tener estas cosas en cuenta y asegurarme la tranquilidad, mi objetivo estará en torno a unos 4.000 euros brutos al mes de ingresos estables. Fenomenal. Ahora queda definir el marco temporal: ¿qué tal si lo logro en un año? ¿Qué no puedo? ¿Qué me lo va a impedir?

Y aquí es ya donde tengo que trabajar mis propias resistencias internas que seguramente el lector ya está compartiendo. Diferentes emociones expresadas por las diferentes partes de nosotros que se oponen a la consecución de ese objetivo. Aquí es donde empieza el trabajo de contactar con cada una de esas partes y negociar su colaboración en pos de la consecución de este objetivo. ¿Qué tendría que suceder para que yo lograra esto? Y así tantas veces como sea necesario. Después de todo, muchas personas ganan estas cantidades de dinero y mayores trabajando como autónomos en Múnich.

Una dificultad añadida es que yo trabajo para un público español, y me dirijo al mercado español, de menor capacidad adquisitiva que el alemán. Bien, está bien tenerlo en cuenta para empezar a crear soluciones para este punto.

Además, me dirijo a un sector ciertamente miserable del mercado español. Yo me sentiría también ofendido, pero deja que me explique.

Estamos pensando en el sentido de la vida. Las cosas van mal. España va mal. Escasean las fuerzas y las oportunidades. La cosa está jodida. Yo lo comprendo. Apenas tenemos dinero y, cada euro que nos sale del bolsillo, duele. Yo eso lo sé. Yo me he comportado miserablemente. Yo he escatimado en cosas importantes para comprar alegremente cosas superfluas. Yo eso lo sé, lo he hecho. Me refiero que no me dirijo a personas que gastan alegremente en cosas como educación y prosperidad; me dirijo a personas que gastan su dinero en alcohol, en tabaco o en cosas peores. En fin, lo voy a dejar ahí, que me estoy empezando a sentir peor de lo que estaba.

Lo que quiero decir es que lo tengo difícil y lo tengo complicado, pero al parecer disfruto con los retos imposibles. ¿Cómo puedo empezar a hacerlo mucho más fácil?

Más de mil palabras para hoy. ¿Estoy especialmente satisfecho con esta entrada? Hmmmm. ¿La voy a publicar igualmente? Sí. A lo hecho, pecho.

¡Vamos allá!

6

#claridad#dinero#meta#objetivo#prosperidad#superación#trabajo#valentía

Respuestas

  1. Rosana - 24 de junio de 2020 @ 11:18

    Javier, ¿A qué persona tienes en mente como cliente objetivo para que asumas que sólo gasta dinero en alcohol y no educación? Aclaro que no es una crítica, ni de lejos, pero me ha sorprendido mucho y liado porque por los servicios que has puesto yo he creído entender cuál era tu cliente objetivo, pero al leer esa parte me he descolocado y me ha hecho pensar que igual tienes en mente otra cosa.

    Por el resto, pues sí los datos que pones de España y los españoles es correcto, pero aún siendo correctos obvias que puedes potencialmente llegar a mucha gente, tiesos y no tiesos, gente que por una cosa u otra tenga las prioridades claras en cuanto al gasto de dinero. No sé, a mí me da que tu objetivo tiene ya un poco de recorrido en la vida y que aunque le cueste gastar dinero porque le cuesta ganarlo, igual sabe priorizar mejor en qué gastarlo. Por otro lado, hay mucha gente que ofrece cosas súper interesantes a un precio asequible tanto para españoles como para el resto de países latinoamericanos, con lo cual su impacto es enorme y además les permite vivir bien.

    Creo que es interesante cambiar un poco el chip. En España tenemos la mentalidad de pobre, y no me extraña nada, pero el dinero llama dinero. Abundancia llama abundancia. Necesitamos abundancia en este mundo. Pero no de cosas materiales!

    • Javier - 24 de junio de 2020 @ 14:16

      Rosana, gracias por tu comentario. Tenía uno de esos días en los que me atasco emocionalmente y ya me rechinó cuando lo escribí, pero no supe expresarlo de otra manera. El cliente objetivo es algo sobre lo que me he hecho pocos pensamientos y que me conviene empezar a definir. Si me ayudas te estaré muy agradecido. En cualquier caso, me da que además puedo tener diferentes clientes objetivo para los diferentes servicios.

      Tienes mucha razón y te agradezco que compartas tu perspectiva conmigo. Este es un tema en el que también puedo empezar a trabajar.

      Cambiando chip. Gracias por tu comentario 🙂

Deja una respuesta

Tu direción de email permanecerá oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).