Hacer, ajustar, hacer.

La de hoy va a ser una columna corta, mucho más corta que la de ayer y tal vez más corta de lo habitual. Esto es debido a lo que voy a explicar a continuación. Vamos con ello.

Ayer contaba en la extensa columna que escribí que quería incorporar lo de los videojuegos de forma ecológica, de una manera sana. Uno de los modos que se me había ocurrido era el ponérmelo de zanahoria: puedo empezar con ello cuando haya cumplido con mis tareas, solamente entonces.

Del vivir el día a día tengo muchas tareas cotidianas y, en el estado en el que estoy, algunas de ellas se me hacen muy grandes, así que ponerme la zanahoria al otro lado de las mismas podía ser una manera de motivarme a hacerlas y a la vez seguir avanzando en este camino de prosperar. De entrada parecía una buena idea.

Sin embargo, cuando lo compartí con Daniela, la cosa no quedó tan clara.

Una de las cosas que más aprecio de Daniela es que me dice las cosas como son, especialmente cuando no me gusta. Al pan pan y al vino vino, da igual lo mucho que me pueda molestar.

Evidentemente, me molesta. A veces me molesta mucho. A veces me molesta tanto que me cuesta soportarlo, pero aprecio su intención y el valor que hay detrás de ello, y es muy importante para mí. Con tanto dolor y malestar, todavía tiendo a engañarme muy fácilmente.

Daniela vino a decir:

  • Esas cosas ya no eran tan grandes para mí hace un par de semanas, antes de este paréntesis por la muerte de mi padre.
  • Estoy haciendo estas cosas más grandes de lo que son
  • Estoy más avanzado en mi proceso de recuperación que todo eso

Me jodió escuchar eso. Me molestó mucho.

Yo ya me había montado mi película y me estaba metiendo en ella. Pero sí, era cierto: al plantearme esto así me estaba haciendo un flaco favor a mí mismo.

Después de un rato desagradable discutiendo y aclarando y negociando con Daniela, cambié mi actitud.

El resultado: es martes por la mañana y ya he hecho todas las tareas que ayer mencioné y que había planeado para toda la semana.

Lo que he ganado:

  • Una percepción de que estas cosas son más pequeñas y más accesibles
  • Un montón de tareas resueltas, incluso con una más de regalo.
  • La sensación de que puedo llamar y resolver cosas rápida y fácilmente, incluso cuando surgen dificultades o mi interlocutor al otro lado del teléfono no tiene un buen momento.

En fin, ha sido duro y desagradable llegar hasta aquí, pero aquí se está mucho mejor.

Una vez más, gracias Daniela.

Así, como digo, estoy escribiendo estas líneas y ya he completado todas las tareas que había programado para la semana, martes por la mañana. A alguna tarea le ha surgido una acción extra, pero puedo completarla fácilmente con esta nueva manera de percibir y de sentir que puedo seguir mejorando.

Algo interesante de mencionar es que he dedicado tiempo a resolver algunas de estas tareas como primera cosa de la mañana; esto es, antes de ponerme siquiera a escribir la columna.

La verdad es que se siente mejor: primero me ocupo de mí y luego me ocupo de vosotros. Tiene más sentido.

Es un hecho que soy un pobre hombre recuperándose de una experiencia tan brutal que todavía la sigo procesando, de una experiencia que ha abarcado una gran parte de mi vida y que me dejó en un estado miserable. La parte buena es que eso me ha dado la oportunidad de aprender cosas extraordinarias y también de progresar desde ahí, y aprender a hacerlo lento pero seguro. Sigo en ello, y eso es lo que comparto aquí con vosotros. Gracias, una vez más, por acompañarme. Aprovechemos esta oportunidad de prosperar juntos.

El botón de donación

Además de eso, comentar aquí también algo que mencioné ayer en el podcast: el botón de donación.

Hubo alguien (no digo quién es porque no tengo su permiso) a quien el audio de hipnosis para dormir y descansar mejor le ha sentado especialmente bien, y se sintió lo suficientemente agradecido como para querer darme algo de dinero. Antes de comprar un nuevo ejemplar de El Diario Teutón, me sugirió poner un botón de donaciones. Esto era algo que había considerado hacer antes pero que, la verdad, no me había atrevido a hacer por simple vergüenza. Pero ante su sugerencia me puse manos a la obra y conseguí crear el botón.

Lo he puesto en un lugar poco prominente también por vergüenza. Lo podéis encontrar en la parte inferior izquierda del pie de página, junto con el feed RSS.

Así que ya lo sabéis: si en algún momento sintierais tanto agradecimiento que me lo quisierais expresar monetariamente, podéis usar el botón de donaciones.

Estoy en el proceso de ganarme un sueldo con esto, así que toda ayuda es bienvenida.

Despedida y cierre

Por lo demás, eso es todo.

¿Qué estrategias de este tipo os funcionan a vosotros a la hora de poneros una zanahoria al otro lado de esas tareas odiosas?

¿Cómo organizáis vuestros días de trabajo?

Una de esas placas que indican dónde queda la acometida de agua.
Esta me pareció especialmente bonita, tal vez por antigua.
5

#aprender#donación#efectividad#organización#prosperar#reconocer

Respuestas

  1. Dani - 21 de octubre de 2020 @ 19:43

    A mí una cosa que me ha funcionado bastante bien este año es levantarme una hora antes para organizar el día antes de ir a trabajar, aprovecho para hacer alguna pequeña tarea, ya sea personal, profesional o de la casa y también para tomar un café y espabilarme…

    Intento seguir metodología GTD personalizada a pequeña escala…

  2. Ed - 21 de octubre de 2020 @ 20:52

    Que gracia me ha hecho el comentario de Daniela. En mi casa me hacen lo mismo. Una bofetada de vez en cuando me viene bien para que se me quite la tontería y espabilar. Admiro a mi pareja.
    Hay que pensar menos y hacer mas.

    También hay que ser un poco egoista y hacer primero las tareas de uno mismo y luego las tareas para agradar a los demás. Sino, acabas fustrado al final de la jornada.

    Consejos vendo, que para mi no tengo!

    A nivel de organización, en el trabajo usamos metodología Agiles y trato de aplicarlas a nivel personal, pero lo que mejor me funcionó es la metodología GTD de David Allen, que también recomienda Dani. Tengo en libro en la mesilla porque ya me toca releerlo.

    • Javier - 22 de octubre de 2020 @ 10:07

      ¿De qué va eso de la metodología Agile? Como programador pseudo-profesional he oído mucho del tema pero me sigo preguntando cómo funciona…

      • Ed - 22 de octubre de 2020 @ 20:44

        La metodologías Ágiles es una nueva moda en las empresas de desarrollo software pero que empieza a aplicarse en mas sectores.

        En lugar de planificar grandes proyectos “waterfall” con el “Project” y la documentación (como nos enseñaron en la carrera) y luego ponerse a ejecutar (puede tener sentido en arquitectura o grandes ingenierías de automoción), En Agile la idea es ser mas flexible, trocear el proyecto en tareas mas pequeños. Ir implementando pequeñas funcionalidades todas las semanas que vas enseñando al cliente, “entregarle valor” e ir iterando poco a poco sobre la marcha. Se da menos importancia a la documentación formal.
        En estos tiempos actuales de grandes cambios, no puedes tirarte 2 años diseñando una web o un producto porque en ese tiempo te ha comido tu competencia. La idea en sacar una primer version básica MVP (Proyecto Minimo Viable) y ver la acojida del publico e ir mejorando,iterando o descartando ideas.

        Luego hay marcos de trabajo como el Extrem ePrograming, el Crystal Clear o Scrum, donde se se trabaja en “sprints” cortos de de 1 a 3 semanas, el primer día se planifica el trabajo del resto del sprint y se deja al equipo trabajar sin molestarle con reuniones ni cambios de requisitos.
        Todos los días se hace una reunion “daily” de menos de 7 minutos (todo de pie para que no se alarge) todos dicen “Que hicieron ayer, Que van a hacer hoy y que impedimentos tienen”.
        Al final de la semana se ven los resultados en una demo con el cliente que valida el resultado y se pone en explotación.
        Al final del sprint se hace una retrospectiva de como ha ido la semana y el ánimo de la gente. Si ha habido algun problema (se pone el foco en encontrar la causa y no en buscar culpables). Se usan tećnica como la de los 5 “por ques”?

        Este es el resumen, pero hay mas cosas, reuniones de Triaje, “refinamiento”, “Maduración”, para calcular cuandas tareas pueden hacerse en un sprint. En teoría son los trabajadores los que dicen que cantidad de trabajo se compromenten a “entregar” al final del sprint y se esfuerzan por cumplirlo, incluso hay piques cuando hay varios equipos trabajando en paralelo por ver cual saca mas “puntos” este script (gamificación).
        El scrum funciona bien en equipos pequeños de menos de 6 personas (para que no se diluya la responsabilidad).
        Tambien hay DoR (Definition Of Ready: Requisitos que debe tener una tarea para que pueda empezar a hacerse) DoD (Definition of Done, que determina que criterios debe cumplir una tarea para considerarse hecha por parte del cliente)
        Se trabaja con tableros Kanban y postit con columnas para tareas en Triaje, Definición, Parking, Bloqueadas, Pendientes, En curso, Hechas, Acabadas. De tal forma que cualquier persona de la empresa puede ver en que estado están sus peticiones y ver como fluye el curro.
        Está bien cuando jefes de varios departamentos piden cosas y para todos su tarea es la mas importante. Se visualiza que el equipo solo puede completar esta semana 2 postit de cada jefe y así puede priorizar cada jefe que 2 tareas se hacen en las 50 que ha pedido.

        Ayuda a que un jefe no pida algo que tardaría meses en hacerse y que lo divida en pequeñas tareas que puedan completarse por sprints.
        A cada postit se le asigna una dificultad y tiempo de realizacion y un ROI (Retun Of Investment) en base a lo que aporta a la empresa . Los postit de mayor ROI son los que se priorizan (no tiene sentido hacer tareas costosas que aporten poco a la empresa) . Principio de Pareto 80/20

        Esto va escalando dentro de la compañía de tal forma que cada departamento puede tener varios equipos en “scrums” diferentes y los Postit ir moviendose entre departamentos o Roadmap de empresa.
        Cuando todo crece, se usan herramientas digitales en lugar de postit

        Son procesos sencillos de implementar en empresas pequeñas pero dolorosos en empresas grandes y que pueden llevar muchos años de travesia por el desierto.
        Yo era reacio a ellos, pero reconozco que funcionan. Pero no siempre encaja en todas las empresas. No hay que ser dogmático priorizando el Agilismo por encima de otros objetivos de empresa.

        Vaya rollo que he soltado, pero entré en la wikipedia para mandarte el enlace y lo vi muy pobre
        https://es.wikipedia.org/wiki/Desarrollo_%C3%A1gil_de_software

        • Javier - 23 de octubre de 2020 @ 11:00

          En mi antigua empresa usábamos Trello y terminamos haciendo lo mismo con una pizarra y post-its. A mí me gustaba lo de poder coger las cosas con las manos. Me daba la sensación de que las tareas eran más manejables. A veces nos cegamos haciéndolo todo digital pero a eso le encuentro un problema: básicamente sólo se involucra un sentido: la vista. Involucrar otros sentidos lo enriquece con una dimensión más que puede ser muy útil, como en el ejemplo que te he mencionado.

          Wow, pues muchas gracias por tomarte el tiempo para ampliar la Wikipedia en tu comentario. Además de a mí, tal vez resulte útil a otras personas.

          • Dani - 23 de octubre de 2020 @ 11:23

            Estoy yo un poco en esas de averiguar un método que combine “analógico” y digital. Lo llevo todo digital pero en ciertos aspectos me encuentro limitado…

            • Ed - 23 de octubre de 2020 @ 14:16

              Dani, tu usabas GTD. ¿Que herramientas usas para productividad personal? ¿Que limitaciones encuentras?

              Yo intento mantenerlo lo mas simple posible.
              Uso listas simples en Evernote (por la comodidad tener sincronizado PC y móvil), donde apunto las cosas que me vienen a la mente que tengo que comprar para cuando esté en el Mercadona, o Decathon, L&M, Ikea, MediaMarkt, Amazon, etc, también libros, viajes, chapuzas de la casa, vacaciones, deudas, tareas pendientes de la web, del negocio, ideas, regalos de reyes, proyectos futuros, checklist de cosas a meter en la maleta (según si el viaje es de negocios, placer, camping o una competición)…. tengo mala memoria y lo apunto todo para liberar mi mente.
              Últimamente uso Google Docs cuando tomo notas o resúmenes.

              Siguiendo las metodología GTD y KISS, mi “bandeja de entrada” es siempre el Inbox de Gmail. Suelo enviarme emails a mi mismo para recordarme cosas y se que estarán esperándome en el Inbox para cuando pueda revisarlo.
              Procuro tener “Inbox Cero” pero a veces es imposible con tareas que deben completarse dentro de semanas y uso la nueva funcionalidades de “postponer” o “programar envío” para que me lleguen emails a futuro 🙂

              Aun así siempre acabas con un listado kilométrico en el Inbox. Para solucionarlo cumpliendo Metodología GTD llevo años usando LA HERRAMIENTA: “SORTD”. Un plugin para el navegador que se integra con las etiquetas de Gmail y desde el propio Gmail te permite tener un tablero Kanban y vas moviendo los emails como si fuesen postit. Tambien agrupar correos de la misma temática, priorizas, ….
              La versión Free es suficiente para uso personal (está limitada a 3 columnas pero suele ser suficiente para las columnas: ALGUN_DÍA, TODO/BACKLOG y EN_EJECUCION), yo tengo alguna columna mas (Hoy, Esta_Semana, Este_Mes, Pendiente, Bloqueado, Seguimiento, Backlog, ProyectoX, ProyectoY, Algun_dia, I+D, Soporte…) y pago 1$/mes . Mira los valioso que es Sortd para mi, que es el único servicio al que estoy subscrito, no tengo ni Netflix, ni Spotify, ni Prime, …. no puedo vivir sin Sortd 🙂
              https://www.sortd.com/

              • Dani - 24 de octubre de 2020 @ 06:19

                Pues la verdad es que GTD entró en mi vida hará sobre cinco años y me cambió la percepción de la organización. Lo que pasa es que nunca lo he llegado a usar estrictamente (quizás por no conocer el sistema bien bien, aun habiéndome leído el libro y demás…), siempre he personalizado mucho y así he ido “fracasando” una y otra vez. También porque mi vida y mi trabajo no dan como para un sistema GTD grande, y a veces seguir el propio sistema a rajatabla me es contraproducente al dedicar tiempo a planear tareas tan simples…

                Ahora me he propuesto “empezar de cero” y hacerlo lo más estricto posible ya que me he dado cuenta de mi mayor problema:

                La parte buena de GTD es que saca toda tarea de la cabeza para focalizarte en la que toca, y me he dado cuenta este mes que ese era mi mayor problema, ya que al no seguir estrictamente el sistema, no sabía qué hacer en cada momento y me encontraba con tareas pendientes pero sin saber cuándo hacerlas. (un lío… que me cuesta explicar jaja).

                El caso es que yo intento usar las app nativas de Apple para ello: Recordatorios y Calendario, además de Spark para el email con la función de posponer y dejando siempre el inbox a Cero. Ahora, voy a tener que pasarme a Todoist porque se me queda corto Recordatorios. Y en esas estoy, pasando todo el sistema a Todoist.

                Todo esto lo hago con pasión, porque me gusta mucho, si no tengo claro que no lo haría, porque aunque reconozco el caos de no estar organizado, podría ir tirando sin que afectara demasiado a mi trabajo y mi vida personal.

                Una de las partes fundamentales para mí son las revisiones a largo plazo. El cómo quiero que sea mi vida en el próximo año, a cinco años… porque inconscientemente las acciones del día a día las voy encaminando a esos objetivos casi sin darme cuenta y he conseguido cosas importantes en mi vida gracias a ello.

                Podemos seguir hablando más acerca de ello…

                • Ed - 27 de octubre de 2020 @ 19:31

                  Dani, El ecosistema Mac no lo domino, pero lo bueno de GTD es que las herramientas es lo de menos siempre que sigas el proceso.

                  Muy interesante todo lo que comentas. Leerte y pensar la respuesta me sirve para analizarme y darme cuenta de donde cometo los errores.

                  Yo tampoco necesito el GTD en mi vida personal (aunque ayuda conocer las técnicas) y en el trabajo ya tengo herramientas (ticket, scrum) que me obligan a ser organizado. Pero hay ciertos aspectos profesionales en los que si he necesitado aplicar GTD para que mi día no sea un caos de emails, llamadas, reuniones, proyectos inacabados, etc. El último años me relajado con el GTD y ahora tengo un proyecto muy complejo y lleno de “zonas desconocidas” que me va a obligar a retomarlo estrictamente. Ya he organziado “Sortd” y estoy listo para ejecutar 🙂

                  Los pasos de GTD yo si los cumplo perfectamente (llevo uśandlo mas de 10 años):

                  1- Captura OK (Soy un obseso de apuntarlo todo al momento para “vaciarlo de mi mente”, me sale automático)

                  2- Procesado OK (Lo hago al instante, 0 esfuerzo)

                  3- Organización OK (Lo hago al instante, es lo bueno ser un poco “TOC”)

                  4- Revisión OK (Perfecta la parte de “vaciado del cesto” diaria y mensual, No acaba el día sin completarlo, me relaja acabar el día y saber que está todo controlado y el día siguiente planificado. Si que fallo en las Revisiones a largo plazo: La columna “Algun día” nunca la reviso 🙁 )

                  5- Ejecución KO (Mi punto débil. Una vez está todo planificado y se lo que tengo que hacer me cuesta ejecutar. No paso a la acción. Mi mente prefiere autosabotearse resolviendo inmediatamente problemas sencillos o responder email en lugar de acometer tareas difíciles que se que tengo que hacer. Prefiero procrastinar, mareas las tareas, sobreplanificarlo todo… “Parálisis por análisis”. Posiblemente un defecto de los perfeccionistas/pesimitas que nos preocupamos de buscarle a los proyectos peligros que quizás nunca ocurran. La incertidumbre me bloquea )

                  Dani, leerte y escribir tu respuesta me ha servidor para volver a utilizar “Sortd”.
                  El libro de GTD lleva años en la mesilla de noche esperando ser releido, creo que debo hacerlo. GTD hay que cumplirlo estrictamente (no vale personalizarlo, es lo mismo que intentar personalizar Scrum, es hacer trampas)

                  Coincido contigo en los objetivos a largo plazo: “Sobrestimamos lo que podemos hacer a corto plazo y subestimamos lo que podemos hacer a largo plazo”. Mis mayores logros a largo plazo han sido causa de haber hecho cambios en pequeños hábito diarios en deporte, alimentacion, estudios. A 10 años los cambios son sorprenderte.
                  Según escribo esto me voy dando cuenta que me estoy apartando del camino y tengo que cambiar de rumbo
                  Y hasta aquí mis xxx palabras diarias 😉
                  Os dejo que me voy a poner a “ejecutar” la tareas de la columna de “Hoy” del GTD 🙂

                  Gracias Dani por la reflexión. Gracias Javier por cedernos este espacio a los que no tenemos blog 😉

          • Ed - 23 de octubre de 2020 @ 13:17

            Yo también prefiero los postits físicos en un tablero kanban antes que digitalizados. Así se lo hacía a mi hija en casa para que se organizase con los estudios. Mola tocarlos y sentir la sensación de satisfación de tirarlos a la basura cuando se completa la tarea :-).
            Pero tienen el problema que se caen al suelo y desaparecen al barrer la oficina.
            Para oficinas pequeñas es ideal siguiendo la metodología KISS (Keep It Simple, Stupid), pero si tienes empleados teletrabajando no es viable, tampoco en empresas grandes con varias sedes donde puede haber varios paneles y los postits se mueven entre ellos.
            Tampoco si se gestionan un alto número de tareas/incidencias que llegan por email o alguna herramienta de ticketing y que automáticamente generan el postit digital para que no tengas que escribirlo a mano y haya siempre una trazabilidad. Normalmente los postit van enlazados a herramientas de calidad, métricas de tiempos de respuesta, notificaciones a stakeholder cuando un postit se mueve, recordatorios de tareas paradas, enlace a documentacion, GIT, ….. todo esto suele hacer con Atlassian Jira+Confluence+Bitbucket …. un monstruo que puedes tirarte meses configurando pero cuando terminas de montarlo todo fluye (yo al principio era reacio). Es como cuando implantas SAP y entras en la secta 😉

            Trello es el siguiente paso a los postit físicos y para Teletrabajo. Hay gente que lo usa a nivel personal.

            • Javier - 23 de octubre de 2020 @ 14:21

              Sí, los post-its molan precisamente por ejemplos como el que mencionas, aunque comprendo lo que dices y que en algunos escenarios pueda estar desaconsejado. Lo que sea que funcione.

              Trello lo usábamos igualmente. Ahí tenía yo mi flujo de trabajo y también el del equipo. Está muy bien lo de las tarjetitas. Sumamente útil.

            • Dani - 27 de octubre de 2020 @ 21:16

              Te respondo aquí porque no me deja mas arriba, no se por qué!

              Gracias Ed! Me alegro de haberte servido de ayuda!!

              • Javier - 28 de octubre de 2020 @ 16:06

                Hay un límite de seis respuestas. A medida que se va alargando el hilo, las respuestas se van estrechando y a partir de seis, en el móvil, se ve una fina columna vertical de lo estrecho que queda.

                • Dani - 28 de octubre de 2020 @ 16:41

                  a ver si llegamos también aquí a la sexta!

Deja una respuesta

Tu direción de email permanecerá oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).