El constructor de futuro

Me gusta la idea: el constructor de futuro. Pero es algo más que una idea. De hecho, es un widget de Flutter. Con él podemos construir cosas que todavía están por llegar. ¿Cómo es esto posible? Vamos a experimentarlo.

Para empezar, quisiera probar un nuevo formato en el que, en lugar de responder a los comentarios con otros comentarios, los integro en la columna. Por ejemplo, ayer hubo un único comentario de Manuel. Muchas gracias, Manuel.

Gracias por compartir tus experiencias. A mí, además de hacerme sentir acompañado mientras escribo esto hoy, me hiciste reflexionar acerca de mis propios estados de flujo y cómo hago yo para entrar en los mismos, pero especialmente acerca de los momentos en los que esto ha ocurrido de manera más o menos espontánea y de qué era lo que estaba haciendo cuando tuvo lugar.

Primero, con música.

Durante algunos años, cada navidad en que volvía a casa desde Regensperry y no tenía nada que hacer salvo pasar el tiempo como quisiera, aprovechaba para sentarme al GarageBand y componer algo. Normalmente hacía versiones de canciones que me gustaban y lo tocaba todo: la batería, el bajo, las guitarras… cantaba y hacía los coros. Lo pasaba fenomenal y se me iban varios días volando. Eran momentos en lo que se me olvidaba que tenía hambre o que me estaba meando.

Con la programación también me ocurre. Me puedo sentar y meterme en el proceso de programar y olvidarme del tiempo. De hecho, empecé a usar el método pomodoro porque si no, al cabo de un par de horas, me empiezo a sentir mal. He descubierto que soy más productivo si hago pausas cada cincuenta minutos. A menudo, al volver de la pausa, me doy cuenta de alguna manera en que puedo resolver algún bloqueo.

Y, por supuesto, escribiendo.

De hecho, el estado de flujo de más profundidad que he alcanzado alguna vez fue escribiendo. Madre mía.

Debía de ser hace 8 ó 9 años, antes de descubrir acerca del Big Crunch, tal vez algo más, cuando la angustia y la desesperación se me comían por dentro y escribir era una forma de reconducir eso de una manera creativa y constructiva. Mucho de lo que escribí entonces lo borré directamente después o simplemente se perdió, pero valió la pena haberlo hecho.

Recuerdo una tarde en que me senté a escribir y me metí muy profundo. De pronto, sonó el teléfono.

El sonido de la llamada me sacó de una especie de ensueño. Fue como si me despertara. Y me sobresalté.

Miré a mi alrededor confuso.

Seguía allí, sentado, delante del ordenador. Seguía escribiendo. Pero, de pronto, me di cuenta de que había anochecido. Estaba tecleando casi en la oscuridad en un estado de semi-inconsciencia. Salí del mismo dentro de una profunda confusión, un poco sin saber dónde estaba ni lo que había estado ocurriendo ni cuánto tiempo había pasado allí.

Otros estados de flujo similares han tenido lugar jugando videojuegos, y en particular en simuladores de conducción, donde puedo estar horas con un coche solo en un circuito, entrando y saliendo del box, haciendo pequeños cambios y saliendo a hacer otra vuelta rápida para probar los nuevos ajustes y darme cuenta de cómo funciona el coche ahora.

En este proceso en el que estoy construyendo un nuevo futuro para mí, una nueva vida mejor, quisiera incorporar más de estas cosas a mi día a día. ¿Cómo hacerlo? Bueno, por ejemplo, escribir una columna diaria es una buena manera de empezar. También estoy añadiendo la programación. ¿Música? ¿Cómo? ¿Videojuegos? ¿Cómo? Estoy abierto, pero… ¿cómo?

Iba a hablar hoy acerca de lo que es un constructor de futuro en Flutter (FutureBuilder), pero al final me ha salido esto y ha quedado ya una columna consistente, así que tal vez mañana os cuente acerca de eso.

¿Con qué entráis vosotros en estado de flujo? ¿Qué se os ocurre acerca de cómo podemos incorporar más de esto en nuestras vidas?

1

#aprender#disfrutar#fluir#psicología#vida

Contribuciones:

  1. Ed - 24 de junio de 2021 @ 12:51

    Mi estado lo flujo guay lo consigo practicando algún hobby o deporte extremo. Con el Simracing aun no me pasado, pero si con la conducción real en circuito.
    Trabajando delante del ordenador también tengo momentos de concentración máxima que se me pasan las horas volando, pero no un “fluir” tan intenso.

    • Javier - 24 de junio de 2021 @ 14:29

      ¿Con la conducción real en circuito? ¡Wow! ¿Qué circuito? ¿Qué coche? Eso me encantaría…

      • Ed - 24 de junio de 2021 @ 18:35

        De joven he pilotado bastante en circuito: coches, motos, kart, onroad, offroad. Casi cualquier cosa que lleve un motor o vaya rápido. No se me da mal comparado con la gente “normal”, pero cuanto te meter en el mundo de la competición siempre hay un 99% de personas mas rápidas que tu. Ahora estoy demasiado viejo para el rock&roll.
        Por eso el simracer me transmite pocas sensaciones. Pero quizá lo retome, lo tengo olvidado desde hace muchos años.
        ¿No has conducido nunca un coche “normal” en un circuito? ¿A que esperas? Te lo recomiendo. Viviendo en Alemania, puedes hacer una excursión a Nürburgring con el coche de tus suegros (o alquilar uno allí) y por 30€ te das una vuelta al curcuito de 20km (puedes aprenderte las curvas en el simracer).
        Igual cerca de tu casa tienes algún circuito en el que organicen tandas libres de entrenamiento o alquilar una experiencia en el circuito. Con un cochecito de 120CV te lo pasas suficientemente bien. La sensación de conducción no se parece nada a conducir en una carrerera.

        • Javier - 25 de junio de 2021 @ 11:03

          El simracing transmite muy pocas sensaciones. Se ve como si estuvieras conduciendo (en VR esto es asombroso), se oye como si estuvieras dentro del coche y… se siente como si estuvieras sentado en una silla, quieto. Yo sólo conozco el karting y tengo mucha imaginación, así que con simracing y un poco de hipnosis me traslado a un circuito. Igual a ti, con más background, no te dice nada. Está la ventaja del dinero que te ahorras y las posibles lesiones, eso sí.

          En Nürburgring con el Modus sería la monda. Las curvas ya me las sé; he dado cientos de vueltas en el Assetto Corsa. Eso sí, creía que el circuito me quedaba más cerca, en Nürnberg, en lugar de en Nürnburg, a tomar por saco. Vaya chasco el día que lo averigüé.

          Pero sí, me encantaría. Algún día.

        • Javier - 25 de junio de 2021 @ 11:04

          Y oye, ¿en qué circuito/s has estado?

          • Ed - 25 de junio de 2021 @ 15:27

            Nunca he probado el SimRacer en VR, tiene que ser un paso mas en la inmersión (he probado juegos de VR con mochila en los que puedes andar por el escenario dentro de una nave e interactuar con otros jugadores, la especialmente es 100% real) . El VR en un SimRace lo veo menos útil porque no te mueves del asiento y giras poco la cabeza. Alguna vez he usado 3 monitores en el Simracer (para ver mejor cuando tienes coches a los lados), pero con 1 monitor grande es suficiente.

            Assetto Corsa es fabuloso, barato y con muchos circuitos y coches, el punto flaco es el sonido, me gusta mucho mas el sonido mas real de Project Cars.

            El karting es un buen punto de entrada al mundo del motor. Un kart 4T bueno de alquiler es divertido, pero te sabe descafeinado cuando has probado un kart 2T 125cc de 6 marchas, no hay nada con mejor relación potencia/peso/precio, nada que envidiar a las sensaciones de un deportivo. Muy exigente físicamente.

            Circuitos he estado en muchos, los típicos donde organizan tandas: Motorland, Albacete, Jarama, Ricardo Tormo, Nürburgring, También hay circuitos de kart lo sufientemente anchos como para rodas con coches normales: Recas, Zuera.

            • Javier - 25 de junio de 2021 @ 19:38

              Es lo que dices. El VR se usa poco porque apenas se mueve la cabeza, pero incluso así ayuda mucho a la inmersión, que es un pasote. Ahora, el shock entre los sentidos es grande, pues no concuerda lo que se ve y lo que se oye con lo que se siente. Yo me pillé un mareo que me duró horas. Un monitor grande de estos curvos es lo ideal para mí.

              Me he hecho más de mil horas (unas 1.500, de hecho) en el AC. Adoro ese simulador. Su mejor punto es el de que esté abierto a los modders, que lo han llevado muy lejos. El sonido es para mí la parte menos importante de la simulación, así que no lo echo mucho de menos. De todas maneras, los gráficos del Project Carts también son más realistas. Su simulación, por contra, mucho más floja.

              Los karts son una pasada. A veces, con diez minutos he terminado derrengado. Y de los normalitos, sin marchas siquiera.

              ¡Pasada! ¡Te has recorrido media España y además has estado en la Nordschleife! ¡Wow!

  2. Julia - 24 de junio de 2021 @ 14:41

    A mi me pasa con tres actividades:

    – programar, especialmente cuando estoy resolviendo un problema que me interesa mucho
    – ver capítulos de series en los que la trama me atrapa – me pueden dar las mil y no puedo parar
    – lo mismo con un libro, he estado horas y horas leyendo hasta la madrugada.

    No sé si quiero introducir más de estos episodios en mi vida. Cuando salgo del “trance” me siento un poco rara, la verdad.

    • Javier - 24 de junio de 2021 @ 15:29

      Ostras Julia, cuánto tiempo sin leerte. ¡Gracias por compartir!

      Cierto, estos episodios los podemos introducir en nuestras vidas o no, cada uno a su elección. Que no había preguntado 🙂

    • Ed - 24 de junio de 2021 @ 18:49

      Molan esos momentos de trance, de concentración máxima en los que esas absorto y el resto del mundo deja de existir. Programar, series o libros que te atrapan, hobbies como la pesca o el encaje de bolillos.

      Para mi la sensación de “fluir” es otra cosa, creo que mas parecido a la “meditación” ese momento en que te ves desde fuera como un espectador o que controlas los acontecimientos con la mente y no con el cuerpo. Es un momento mágico que he experimentado pocas veces en mi vida y que no sabría explicar bien. Poniendo el ejemplo de mi comentario de mas arriba de la conducción de coches de en un circuito, es cuando estas en una carrera a 200km/h, con varios coches a tu alrededor, con el ruido ensordecedor del motor y de repente sientes que todo pasa a cámara lenta, en silencio, que controlas el coche con la mente y no con las manos (como en sun sueño lúcido), que eres capaz de sentir como desliza el neumático en la curva, ver un pajarito posado en una señal, un espectador comiendo un bocadillos en la grada, ver como el viento mueve la hierva y sabes si cambio del viento va a afectarte la traza, al mismo tiempo ves como el piloto de delante gira la cabeza 10º a la derecha para mirar el interior de la curva y te sirve para saber que es mejor adelantarle por la izquierda.
      Es un momento mágico que no he conseguido mantener por mas de 10-30 segundos.

      • Javier - 25 de junio de 2021 @ 10:59

        Ostras, Ed, no te hacía para nada piloto de carreras. “Voy a integrar unos sistemas y a hacerme unos dockers y luego me piro al circuito a dar unas vueltas”.

        Caray, con tu descripción me has metido por un momento en el fragor de una carrera. ¡Qué pasada!

  3. Manuel - 24 de junio de 2021 @ 17:07

    Tengo que admitir que no entendía “Te he contestado en la columna de hoy…”, lo primero que hice fue ir al final de la entrada y decir: “no hay comentarios, qué raro, no se a qué se refiere”. Después leí la entrada y lo entendí 🙂

    ¿Quieres saber una cosa curiosa? El otro día, cansado de depender de la conexión de internet para escuchar música en el móvil cogí mi vieja carpeta “Música” del ordenador y la copié al móvil. 2 GB de canciones en MP3…. me recordó lo viejo que soy, de la época en la que todavía compraba CD’s (iba a decir cassetes pero creo que de esos no compraba, me hacía mix grabando de la radio). Pues he estado escuchando la carpeta en modo aleatorio y ayer saltó una llamada “Hey Hola Claudia”… voy a parecer un acosador ja ja ja.

    • Javier - 25 de junio de 2021 @ 10:58

      Oh, wow! Quería poner una de las canciones que grabé por entonces pero al final lo olvidé. “Hey hola Claudia” me da mucha vergüenza oírla: desafino cosa fina. Con la garganta tan retorcida y en falsete, es lo que hay.

      No diría que parezcas un acosador. Más bien un hardcore fan de ESDLV 🙂

      Gracias por haberme acompañado tanto tiempo ya, y gracias por seguir haciéndolo 🙂

Deja una respuesta

Tu direción de email estará oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.