El cambio de tema frustrado

Ayer, creo que fue ayer, tras la maratón de exposés, que ha coleado hasta el día de hoy, le di una última vuelta de tuerca al diseño nuevo y me decidí a exportarlo a este sitio. Algunas cosas se torcieron.

Para empezar, el editor del sitio tiene actualmente una función de exportar. Bueno, parece ser que todavía le falta un hervor.

Exporta las plantillas y las partes de plantilla, pero algunos otros ficheros necesarios para el funcionamiento del sitio, como el theme.json, se quedan por el camino. O no sé qué pasa, pero sólo se exportan las plantillas y las partes de plantilla. El resultado es que el tema aparece roto en el menú de administración.

El siguiente paso dentro de la estrategia “No sé lo que estoy haciendo pero estoy dispuesto a experimentar” es subir el resto de ficheros a manopla al servidor FTP. Eso hace que el tema aparezca funcional, pero aparece como una variación churresca del TwentyTwentyTwo. Lo cargo y funciona. Tal vez alguien pudo ver el engendro durante un momento. Hago un par de ajustes.

El principal problema es que, concluida la operación, tengo una página principal en pañales y un gran botón abajo que dice blog. Quiero que, al pulsar el botón, se acceda a una nueva página que contenga, principalmente, las últimas entradas, como la portada del sitio ahora. No funciona. No funciona. Mi cerebro, derretido después de una sesión descacharrante de exposés, se resiste a pensar. Hoy, con el calor que hace, holgadamente por encima de los 24 grados, y después de añadir una nueva página de fotos y rehacer un exposé, mi cerebro se declara de nuevo en huelga.

El 24 de mayo sale WordPress 6.0. Trae algunas novedades en la edición del sitio pero ninguna que parezca relevante para este proceso. De momento queda aplazado el rediseño del sitio.

Valga esto como columna cortita y ligera, que viene el verano.

1

#calor#ESDLV#exposé#rediseño

Deja una respuesta

Tu direción de email estará oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.