¡Desván!

A juzgar por la frecuencia de las últimas entradas, me da a mí que esta nueva fase de ESDLV va a ser más de corte semanal. En fin, en cualquier caso, podemos estar contentos porque esta es una nueva entrada en el blog, y es la primera, oficialmente, desde el desván. ¡Qué demonios! Desde la nueva oficina en el desván.

¿Diez? ¿Doce? ¿Catorce? Metros cuadrados abuhardillados completamente para mí. Una ventana y un ventanuco, y una paz enorme. Resuenan las pulsaciones en el teclado y los trinos de los pájaros en el exterior.

Abril aguas mil y hace lo que quiere, pero hoy solazo y casi 20 grados. Pantalón corto. Se me hace incluso raro estar aquí metido.

En las últimas semanas, a medida que ha seguido deshaciéndose el nudo que representa el centro del Big Crunch y he ido accediendo a niveles inéditos de bienestar, me he ido encontrando con más ganas de estar fuera de casa que dentro, lo cual es extremadamente raro para mí. Si en los últimos años además, desde que decidí que ya había tenido bastante, ha ido decreciendo la intensa alergia al polen que despertó en mi interior en Regensperry, esta primavera seguiré disminuyendo su intensidad y transformando la alergia en alegría. Hoy hacía unos de esos días en los que hace quince años se me hubieran puesto los ojos como tomates y hubiera pasado la jornada moqueando. En cambio, en la actualidad, respirando a pleno pulmón entre las flores y ni plim. De la misma manera que desarrollé una alergia, me la estoy quitando de enmedio.

Nueva etapa en el desván, nueva etapa en la que quiero ir creando mi propio negocio. De momento estoy dando clases de alemán a Manuel y va de maravilla, muy contentos los dos, así que me pregunto qué más puedo hacer. Mi mayor problema es ese batiburrillo de intereses. Pero… ¿y si eso fuera una ventaja? ¿Pero cómo?

Así que ahora que dispongo de un espacio y de tranquilidad, es el momento de empezar a hacer más tiempo para poder ir dedicándolo a esta nueva fase en la que creo mi propio negocio online. Que cósas que decir, ¿eh?

El otro día estuve trabajando en el rediseño de la web para adaptarlo a esta nueva etapa, en concreto rehaciendo lo que será la portada. De momento en plan esquemático. Me queda por hacer lo que será el blog, también a nivel funcional y, en cuanto se vea mínimamente apañado, lo subiré y, desde ahí, iré haciendo cambios y ajustes que podréis ir viendo aquí. Os contaré además por qué voy haciendo las diferentes cosas que vaya haciendo.

Me di por fin de alta en boluda.com y estuve echando un vistazo a la enorme cantidad de cursos que tiene disponibles. “¡El Netflix de los emprendedores!”, dice él. Estuve haciendo una selección de los más interesantes y me parece que voy a empezar por el que me parece clave: curso de creación de un negocio online. Os iré contando qué tal el curso y qué aprendo a medida que lo vaya haciendo.

Y poco más.

En las últimas semanas he ido experimentando más mejoría y, en estos últimos días, he llegado a un nivel, que se está estabilizando, en el que puedo hacer un montón de cosas al día, con relativo buen humor, y cosas que antes me parecían montañas ahora las hago en un momento. Estoy mucho más presente y mucho más atento con el Luqui y Daniela empieza a estar encantada, así que fenomenal.

Siento el bajón en el ritmo de publicación, pero por lo menos nos queda el podcast. Os invito a escucharlo.

Y con esto lo voy a dejar aquí, que me queda todavía un rato de tranquilidad y voy a aprovechar para empezar el curso.

Capítulo 1: Detectar ideas de negocio.

Vamos a descubrir qué me resuena.

¿Qué tal habéis estado vosotros?

5

#aprender#curso#desván#negocio#oficina

Contribuciones:

  1. Vince - 3 de mayo de 2022 @ 17:45

    Enhorabuena por ese recién estrenado desván!!
    La verdad es que tener un sitio exclusivo para poder trabajar o dedicarte a lo que te gusta es un lujo.
    Yo desde el covid teletrabajo bastante y pudimos dedicar una zona tipo estudio/pasillo que cumple la función bastante bien siempre que no estén adolescentes entrando y saliendo de las habitaciones…

  2. ramontorrent - 4 de mayo de 2022 @ 09:55

    Esta entrada, sin una foto del desván, no es lo mismo. 😬

  3. marrabal - 4 de mayo de 2022 @ 14:49

    ¡Genial noticia lo del desván!!

    Como bien dice Vince, tener un lugar donde dar rienda suelta a tus ideas es muy importante. Para mí ese lugar está lejos de casa (a 40 minutos en transporte público) pero sigue siendo igualmente importante para mi.

    Por cierto, me uno a la petición de ramontorrent, una foto, aunque sea de esas de revista de decoración

Deja una respuesta

Tu direción de email estará oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.