Back on track

Buf, me levanto. Me pongo las mallas largas y gruesas y esa especie de jersey, también largo y ajustado. Cojo los guantes y el gorro. Salgo al rellano y me pongo las zapatillas de correr. Salgo al exterior y cierro la puerta de casa. Es de noche todavía, hace frío y algunos pequeños copos de nieve caen suavemente en mi campo de visión. Cruzo la cancela del jardín y, cuidadosamente, echo a correr.

De nuevo corriendo

Estoy de nuevo corriendo. Es parte de los ajustes que he realizado en esta última crisis, que parece que estoy terminando de superar. Salí el domingo y he salido hoy, lunes. El domingo salí a media mañana y fue relativamente fácil. Hoy, pasar del calor de la cama a la oscuridad y al frío, enfundado como una morcilla en lycra… ha sido duro.

Pero lo he conseguido.

Apenas estoy corriendo diez minutos. No llevo ni reloj. Salgo y doy una vuelta al pabellón deportivo aquí al lado. Giro alrededor del mismo y de un amplio huerto, así que disfruto un poco de la naturaleza, aunque ahora mismo estoy disfrutando del frío y de la oscuridad.

Se siente bien. Se siente bien correr de nuevo.

Pero hoy dispongo de poco tiempo, mientras Daniela acuesta a Luqui, y tengo muchos temas que tratar, así que vamos a ir pasando de uno a otro y, si algo os interesara en particular, puedo expandir a lo largo de la semana.

De Typora a Mark Text

Como he mencionado algunas veces, he estado usando Typora como editor de texto durante los últimos años. Utiliza markdown para dar formato al texto y a la vez muestra el texto formateado durante la edición, a diferencia de muchos editores de markdown que ofrecen dos paneles en paralelo, uno de edición y otro de vista. Además de eso, se ve genial con un tema en particular, no recuerdo ahora cuál, que usa [merriweather](Google Fonts) como fuente.

Ahora, Typora era gratuito solamente durante la fase beta de desarrollo. Esta fase terminó la semana pasada, y ahora Typora es de pagando y cuesta 15 euros. Así, busqué una alternativa.

La alternativa es Mark Text.

Trae muchas menos cosas que Typora, pero para mí es más que suficiente, pues trae lo que me gustaba de Typora: edición agradable a pantalla completa, conteo de palabras, le he metido merriweather y, en general, luce muy similar. Además es software libre, así que un poco de uso y de difusión le vendrá bien al proyecto y aquí mi granito de arena. Muy contento.

Los sellos virtuales de la Post alemana

Hoy he enviado una carta sin sellos: he comprado el franqueo a través de su app y luego he copiado el código que me han dado donde en la carta iría el sello. Eso ha sido todo. Por primera vez en la historia, se pueden enviar cartas sin sellos. Me parece un avance fenomenal. Me ha permitido ahorrarme ir a la estafeta, que está mucho más lejos que el buzón más próximo.

Eso sí; he ido a tirar la carta y, en llegando, me he dado cuenta de que me había olvidado la misma. Madre mía. Menos mal que también quería sacar dinero del cajero y he podido aprovechar el cincuenta por ciento del viaje. Qué paciencia he de tener conmigo.

Cómo instalar aplicaciones del App Store de otro país

Para poder instalar la aplicación de la Deutsche Post he tenido que encontrar una manera de instalar aplicaciones de otro país. Mi teléfono Android está configurado para tirar de la App Store de España, con lo cual carece de acceso a las apps alemanas. Esto es un rollo y me ha dado ya algún problema antes. Cambiar la App Store no es sencillo, y hace falta una tarjeta de crédito alemana que no tengo, pues sólo tengo de débito.

La solución: APK pure. Es una página web que, en un cierto apartado al que sólo he conseguido llegar a través de otra página, ofrece una línea de input en la que se puede seleccionar el país en cuestión y en la que se pega la URL de la aplicación en cuestión. No es sencillo y hay que hacer un poco de trabajo, y tampoco es seguro, pues se están instalando aplicaciones desde fuera de la App Store, pero he decidido seguir adelante y he conseguido instalar la app. Dejo la nota aquí por si alguien le resultara útil.

Mecionar que, una vez descargada la APK de turno, hace falta otra aplicación para instalarla, pues es un formato xapk.

Termino el tratamiento dental

¿Dental? ¿Bucal? Más bien de las encías.

Como mencioné, he estado recibiendo un tratamiento para la parodontitis. Ha sido una puta locura.

A lo largo de cuatro sesiones, largas sesiones, y no sé si alguna más, han dividido mi boca en cuatro cuadrantes y en cada sesión se han metido con un cuadrante: anestesia a cascoporro, abrir las encías con escalpelo, limpiar la raíz de los dientes a base de rascar con un hierrecito y, finalmente, coser las encías para cerrar el desaguisado. Lo he pasado fatal y la cosa ha durado, con los viajes ha España… ¿cuatro meses? Hoy ha sido el último episodio de tal horror, y me siento muy aliviado de haber por fin terminado y la verdad es que orgulloso de haber superado esta prueba, para la que he tenido que atravesar mis peores pesadillas. La semana que viene regreso para que me quiten los puntos, pero eso es como ir de turismo.

Sirva esto para recordaros que os limpiéis bien los dientes, usando hasta cepillitos interdentales. Y recordad también que es diferente lavarse los dientes que limpiárselos, del mismo modo en que es diferente lavarse el culo y limpiarse el culo.

Se avecina el final de la temporada de Fórmula Uno

Ayer tuvo lugar la penúltima prueba, de la que salieron Verstappen y Hamilton empatados pero el primero con mucho menos carisma. Llevo viendo F1 desde que había coches con publicidad de leche y he visto algunas cosas, pero nada tan sucio y rastrero como el vergonzoso despliegue de triquiñuelas que ofreció Verstappen a lo largo del gran premio. Como dijo Pedro de la Rosa, no sólo es importante el ganar, sino también el cómo se gana.

El fin de semana que viene se decide el campeonato, el más ajustado de los últimos años. Va a estar emocionantísimo. Daniela planea una comida con amigos en Múnich el domingo, así que veremos si lo puedo ver en directo. Con lo que se lo curra con Luqui, qué menos que darle el gusto. Family first.

Wrapping up

Para cerrar la entrada de hoy, que ha superado ya las mil palabras y he escrito en dos fases porque el Luqui no se dormía, decir que finalmente me he dado de alta en la lista de espera para el GitHub Copilot. De momento no he recibido noticias, han pasado apenas un par de días, pero lo contaré cuando me den acceso.

¿Cómo habéis estado vosotros?

3

#apps#correos#dentista#editor#F1#Github Copilot#markdown#running#sellos

Contribuciones:

  1. Adrián - 6 de diciembre de 2021 @ 23:10

    Esto me recuerda una entrada de ELSDLV de hace muuuchos años en la que hablabas de empezar a correr, ¿dónde estará? La recuerdo entre las grandes columnas de aquellos tiempos.

    ¡Salud!

  2. McGlor - 7 de diciembre de 2021 @ 09:46

    Hostia, esa misma entrada con sus consejos (pulsometro, correr sobre tiempo) me animó a mi a empezar, y me duró sobre 10 años la racha.

    • Javier - 7 de diciembre de 2021 @ 12:03

      Guau, pues diez años de racha es una gran racha. ¡Felicidades! Eso es mucha salud.

Deja una respuesta

Tu direción de email estará oculta.
Los campos requeridos tienen un asterisco (*).

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.